Cordero asado a domicilio

Tel: (+34) 664 126 677 ( de Lunes a Sábado de 09:00 a 19:00 )

Entregas en 24 horas en la península, de Lunes a Sábado y antes de las 13:30  

MORALON - Lechazo asado de Castilla y León

Lechazo asado de Castilla y León. Desmontando sus mitos.

El lechazo asado de Castilla y León es sin duda un plato delicioso, pero también muy antiguo. De hecho, es uno de los primeros platos conocidos por la humanidad. Esto, probablemente, se debe a que los corderos fueron de los primeros animales en domesticar junto con los perros, las cabras y las ovejas.

El lechazo asado de Castilla y León es hoy en día uno de los platos más consumidos y apreciados de nuestra gastronomía. Pero alrededor de él existen también ciertos mitos que están bastante arraigados.

Hoy en Moralon, al dedicarnos a la venta de cordero asado a domicilio desde su misma capital, Aranda de Duero, queremos desmentir algunos de esos mitos que circulan sobre él. Y con ello te ayudaremos a saber más sobre este plato exquisito y a que no te engañen a la hora de consumirlo.

Un buen lechazo asado de Castilla y León no tiene por qué ser fresco

 

Hoy en día se puede consumir carne congelada con toda tranquilidad y sin que pierda ninguna de sus propiedades. Además, podrás conseguir mejores precios si compras lechazo con anterioridad a la fecha prevista para su consumo, 

Por tanto, no te preocupes, pues el lechazo conservará todo su sabor si decides congelarlo hasta el día en el que lo vayas a consumir.

MORALON - Lechazo asado de Castilla y León

Pero eso sí, ten cuidado, pues muchas veces creemos que compramos carne fresca cuando no lo es. Es fundamental que te asegures bien de que no te están vendiendo carne que ya ha sido descongelada, haciéndola pasar por fresca.

Para saber si es congelada, deberás fijarte en la fecha de sacrificio del animal. Sobre todo, esto suele pasar en fechas de consumo masivo, como las navidades. Así que exige que tu lechazo sea fresco en el momento de comprarlo, o si lo compras ya congelado hazlo siempre en un comercio de garantías.

El lechazo asado de Castilla y León puede no proceder realmente de allí

 

En el sector del lechazo, como en todos los demás, puede existir cierta picaresca a la hora de venderlo. Por ejemplo, en algunas de las publicidades que te puedes encontrar sobre el lechazo asado de Castilla y León, la procedencia que indican no siempre es cierta.

Muchos de los lechazos que se venden en nuestro país, sobre todo en las grandes superficies, proceden en realidad de Grecia, Italia y Francia.

Estos lechazos que no provienen de Castilla y León no pasan por los estrictos controles de calidad que pasan los nuestros. Por ello, cuando compres un lechazo fresco en la carnicería o un lechazo asado a domicilio, pregunta y asegúrate bien de su procedencia.

Ello lo podrás hacer fácilmente fijándote en la etiqueta obligatoria que siempre deben llevar. Y en la carnicería, el carnicero te indicará, si es una persona honesta, la real procedencia del cordero.

¿En un lechazo sí que importa el tamaño?

 

Para que a un cordero se le considere lechazo tiene que cumplir una serie de requisitos.

Si no quieres que te engañen, deberás asegurarte de que ese lechazo únicamente se ha alimentado con leche materna.  Precisamente, se les llama corderos lechales o lechazos por haberse alimentado así. Además, tiene que haber sido sacrificado a los 35 días de vida aproximadamente.

Estos dos puntos son fundamentales, ya que afectan directamente al sabor y la calidad del lechazo. El peso ideal del animal para realizar un buen lechazo asado de Castilla y León debe ser entre 5,5 y 8 Kg. Con todo esto se consigue una carne rosácea con una pequeña cantidad de grasa blanquecina.

Es crucial que se cumplan estos dos requisitos, porque de no ser así, la calidad y el sabor del lechazo asado se verán afectados. Y es que en esto no valen las trampas, pues cualquiera que haya comido un buen lechazo asado de Aranda de Duero o cualquier otra localidad asadora, lo percibirá al instante.

Olor y sabor del lechazo asado de Castilla y León

Lechazo asado de Castilla y León

 El lechazo asado de Castilla y León procede de las razas Castellana, Ojalada y Churra. El resto de las razas que no son autóctonas tienen otro olor y sabor. 

El sabor de estos lechazos no se pueden comparar con el del lechazo autóctono de Castilla y León. Algunas veces podrás comprobar que los lechazos que provienen de otras razas tienen un olor raro, y a eso se le denomina “olor a lana”.

La alimentación del lechazo no es siempre natural

 

Como ya hemos comentado, si quieres comer un auténtico lechazo asado de Castilla y León, tienes que asegurarte de que se haya alimentado solamente de leche materna. Esto te garantizará degustar el mejor cordero lechal y disfrutarlo de la mejor manera.

Los corderos que no se alimentan desde el momento de su nacimiento de leche materna no son auténticos lechazos Castellanos.

En todos los mercados del país podemos encontrar lechazos que han sido alimentados con biberones de leche en polvo, incluso por máquinas de ganadería intensiva. Estos corderos lechales nunca llegarán a tener el sabor natural que aporta la leche materna. Por ello, no te conformes con menos y exige que la carne del cordero sea verdaderamente de lechal castellano.

¿El lechazo asado de Castilla y León es un alimento caro?

 

El precio del lechazo, como el de todos los productos, lo marca finalmente la oferta y la demanda. Pero también el tipo de producto que es, la forma en la que se ha elaborado, y muy especialmente su calidad.

dudas sobre el cordero lechal -1

Ahora que conoces la forma en que han sido criados los lechazos de Castilla y León, así como su magnífica calidad, ¿podrías pensar que es un producto caro?

Antes de contestar a esa pregunta, piensa que cuando consumes un lechazo asado de Castilla y León, estás, por un lado, degustando un alimento exclusivo. Pero además, estás ayudando a conservar la ganadería tradicional de nuestro país. Y de ella viven muchos pastores, carniceros, restaurantes, distribuidores, etc. Personas que trabajan duro para que disfrutéis de un magnífico alimento, hecho a la vieja usanza para que lleguen a las mesas con todo su sabor.

Si valoras la calidad de lo mejor y más exquisito, es imposible que consideres que comer un buen lechazo asado a domicilio o en cualquier restaurante sea algo caro. Pues caro es aquello que cuesta mucho y no vale realmente lo que se paga, algo que jamás sucede con este tipo de alimento tan delicioso.

Disfruta en tu casa del mejor cordero asado lechal

 

Ahora que tenemos unas fechas tan señaladas próximamente, como son las navidades, disfrutar de un buen lechazo asado debería ser algo casi obligado. En Moralon estamos seguros de que con nuestros consejos ya nadie te engañará, y podrás comprar y disfrutar al máximo el mejor lechazo asado de Castilla y León.

Y por supuesto, si quieres apostar por la calidad más excelsa, cuenta con nosotros y haremos que disfrutes en tu casa del más exquisito lechazo asado a domicilio. Lo recibirás directamente desde Aranda de Duero, en solo 24 horas y con el mismo exacto sabor de los más afamados asadores de la capital de la Ribera.

Deja un comentario

Comentarios recientes

¡Recibe nuestros artículos y novedades!