Cordero asado a domicilio

Tel: (+34) 664 126 677 ( de Lunes a Sábado de 09:00 a 19:00 )

Entregas en 24 horas en la península, de Lunes a Sábado y antes de las 13:30  

Pierna de cordero al horno

Consejos para cocinar una pierna de cordero al horno

El cordero asado es uno de los platos más tradicionales de nuestra gastronomía. Una buena pierna de cordero al horno no puede faltar en ninguna celebración. Pero, muchas veces, no es fácil conseguir que la carne quede jugosa y con la piel tostada y crujiente. Por esa razón, en Moralon, expertos en cordero asado online, queremos darte unos consejos para que puedas asar en casa una pierna de cordero y que resulte una auténtica delicia.

Como asar una pierna de cordero al horno y que quede de lujo

Los asados de cordero suelen ser un clásico de todas las celebraciones, sobre todo en Navidad. En muchos hogares se elige como plato principal una deliciosa pierna de cordero al horno, que además de estar riquísima, es relativamente sencilla de preparar. No obstante, no hace falta tener un motivo que celebrar para disfrutar de este delicioso manjar, ya que cualquier día es ideal para hacerlo. Hoy en día, podemos encontrar en todas las carnicerías pierna de cordero durante todo el año. Eso sí, es importante que a la hora de comprarlo sepas elegir un cordero de calidad.

Cómo elegir el mejor cordero

A la hora de asar una pierna de cordero al horno y que quede jugosa, lo primero que hay que saber es elegir bien un cordero de calidad. Si quieres acertar, debes tener en cuenta estos consejos:

MORALON - Pierna de cordero al horno

  • Es fundamental que te fijes en el origen, la fecha de sacrificio del animal y la edad. Para ello tendrás que mirar el etiquetado y ver cuál es el más fresco. No olvides, que los corderos se clasifican en pascuales, recentales y lechales. Aunque va en cuestión de gustos, recuerda siempre que el cordero lechal, aunque es un poco más caro, tiene un sabor más suave y es más jugoso. El cordero recental tiene un sabor más marcado y el pascual es aún más intenso.
  • Tendrás que elegir bien que parte del cordero vas a comprar. Si vas a cocinar una pierna de cordero al horno, además que comprar simplemente la pieza, también puedes elegir comprar medio cordero. Ten en cuenta, que de esta manera te saldrá más barato y podrás aprovechar el resto de la carne en otra ocasión. Si no quieres pierna de cordero, la paletilla o el costillar también salen riquísimos asados en el horno. La paletilla es algo más pequeña que la pierna, pero es ideal si el comensal no tiene demasiada hambre. Por otro lado, las costillas suele ser muy jugosas porque es la parte que más grasa tiene.
  • Lo suyo es que compres la carne de cordero poco antes de que la vayas a consumir, pero si no es posible puedes congelarlo. El cordero soporta muy bien este proceso, pero intenta que el periodo de congelación no sea superior a un mes.     

¿Qué cantidad de cordero necesito?

Dependiendo la cantidad de comensales que seáis, deberás comprar más cantidad de cordero o menos. Lo ideal es que compres una pierna por persona, aunque eso dependerá del hambre que tengáis y de si va a ver muchos entrantes. Si hay niños o ves que una pierna es mucho para alguno de tus comensales, siempre podrás elegir una pierna para cada dos o una paletilla.

Ahora que ya sabes cómo elegir la carne de cordero, te queremos dar unos consejos para que la pierna de cordero al horno te salga deliciosa.

Consejos para realizar una pierna de cordero al horno

Cuando llegue la hora de asarla, lo ideal es que prepares todos los ingredientes antes y así evitar contratiempos de última hora.

Si tienes que congelar las piernas de cordero, te aconsejamos que a la hora descongelarlas las dejes en la nevera para que lo hagan lentamente. Es fundamental que el cordero no sufra cambios bruscos de temperatura.

A la hora de asar una pierna de cordero al horno deberás tomarte tu tiempo y no tener prisas. Tendrás que preparar el horno como mínimo tres horas antes de la hora de servirlo.

  • Primero, deberás precalentar el horno a 180º.
  • Luego mete la pierna de cordero con la carne hacia arriba.
  • Pasado ese tiempo, dale la vuelta y cocina durante otros 45 minutos la pieza con la piel hacia arriba.
  • El truco para que la pierna de cordero al horno quede jugosa por dentro y crujiente por fuera, es que realices el tostado justo antes de servirlo. Para ello, saca el cordero del horno cuando falten 15-20 minutos para terminar su cocción, a falta del tostado final. Pero no apagues el horno, mantenlo encendido a 180º. Cuando falte una media hora para servirlo, sube la temperatura del horno a 200º y vuelve a meter el cordero durante 15-20 minutos más para acabar de tostar la piel.
  • Es crucial que vigiles en todo momento el asado para que no se queme.
  • Recuerda siempre, que la pierna de cordero es una pieza que casi no tiene grasa. Por esa razón, lo ideal es que la carne la cocines al punto.

Trucos para realizar una buena pierna de cordero  

Pierna de cordero al horno - MORALONNo olvides, que a la hora de cocinarlos, existen diferencias entre un cordero lechal, recental o pascual. Los lechales, al ser más pequeños, tendrán suficiente con 45 minutos por cada lado, más el tostado final. Los recentales necesitarán de 10 minutos más por cada lado antes del tostado. Los pascuales son los que más tiempo de cocción necesitan, unos 20 minutos más por cada lado antes del tostado.

Para que te quede una deliciosa pierna de cordero al horno en su punto, lo ideal es que cuentes con un termómetro de asados. Con él podrás ir comprobando que el centro de la pieza no esté por debajo de los 55 °C, si te gusta la carne poco hecha. Si por el contrario, te gusta la carne hecha, pero no reseca, deberá estar entre los 55 °C-71 °C.

Algo que deberás siempre tener muy en cuenta, es poner a precalentar el horno a 180º al menos una hora antes de meter el cordero. De esta manera, la temperatura se repartirá de forma homogénea y te garantizarás un buen asado.

Para que te quede jugosa la pierna de cordero al horno, pon la pieza sobre una rejilla que a la vez estará encima de la bandeja del horno. En ella coloca un poco de agua y además te servirá para ir recogiendo los jugos que suelte el cordero. Lo que debes controlar en todo momento, es que la pieza de carne no toque nunca el agua o se cocería.

No tengas prisas cuando ases el cordero

Ya estas preparad@ para realizar una deliciosa pierna de cordero al horno. Ahora, simplemente sigue los pasos de la receta que elijas. No obstante, recuerda que esta pieza de carne es muy sabrosa por sí sola y no necesita de aderezos ni otras elaboraciones.

Como ves, hacer una pierna de cordero al horno perfecta tiene sus trucos, pero no es complicado. El mejor consejo que te damos es que te tomes tu tiempo y disfrutes del proceso. Pero, si eres de los que no tienes tiempo o no quieres complicarte, recuerda que en Moralon puedes encontrar el mejor cordero asado lechal a domicilio. Te lo enviamos directamente desde Aranda del Duero, para que lo disfrutes en tu mesa en tan solo 24 h. Una apuesta segura si quieres degustar un cordero lechal de calidad como en los mejores restaurantes de Aranda del Duero, pero sin moverte de casa.

Deja un comentario

Comentarios recientes

¡Recibe nuestros artículos y novedades!